Buscar
  • enelfondo

Y SE PODÍA SALIR DE LA CAJA!

POR CLAUDIA RODRÍGUEZ FUNDADORA Y DIRECTORA DE FELICIDAD.


Y RESPONSABLE ERAS TÚ, YO, TODOS

La responsabilidad personal es una de mis obsesiones. Muy joven me ocupaba el tema de qué hace que las personas no podamos comunicarnos de buena forma para llevar la fiesta en paz y por fin ser felices.

El tiempo me enseñó a ver que claro, aunque me duela, somos personas únicas e irrepetibles y así también es cómo se nos aparecen tremendas brechas que hacen que nos cueste tanto ponernos de acuerdo sin “dolor”. ¿Es necesario entrar en crisis para obligarnos a hacer los cambios necesarios en nuestras vidas? ¿Es necesario aprender con dolor? ¿Qué hace tan difícil ser y vivir simple?

Tú, Yo, Todos, es solo escuchar, voluntad y empatía. Es humanidad… ¡YO QUIERO MÁS DE ESO!


LAS CAUSAS VARIAS: CULTURAS, IDEOLOGÍAS, HISTORIAS FAMILIARES APRENDIDAS, RESENTIMIENTOS, CONVERSACIONES NO REALIZADAS Y EN FIN PODRÍA SEGUIR…

CREATIVIDAD EN SU MÁXIMO ESPLENDOR

Y es que pese a que el COVID-19 haya traído desgracias de todo tipo a diferentes países del mundo, no se puede negar que también ha aportado algunas cosas que no pensábamos que fuéramos a volver a ver.

1. Uno de los primeros efectos de este confinamiento es la notable reducción de la contaminación.

2. Los actos de bondad que se han podido ver a través de las redes. Generosidad que va desde los sanitarios a todos los héroes sin capa que siguen saliendo todos los días a las calles.

3. Jóvenes se ofrecen a hacer la compra a los más mayores.

4. También ha habido mucha unión ciudadana a la hora de hacer mascarillas caseras, así como otro tipo de material sanitario como los respiradores y entregarlo a los hospitales y centros de salud.

5. El estar tanto tiempo en casa ha aportado también cosas positivas. Son muchas horas las que tenemos para pensar y para emplear en todo tipo de arte, conciertos solidarios, webs para fomentar hábitos saludables.

¿CUÁLES SON LAS VACAS SAGRADAS? ¿QUÉ COSAS NUNCA SE ATREVIERON A CUESTIONAR LAS INSTITUCIONES Y ORGANIZACIONES PORQUE PENSARON QUE ERAN INAMOVIBLES Y QUE NO SOBREVIVIRÍAN SIN ELLAS?

Muchos son los paradigmas que hoy probablemente cuestionamos muchos

· Que el líder lo debe saber todo.

· Que no se podía ser productivo trabajando desde la casa.

· Que vestir de pantalón y camisa o formal ejecutiva de taco es clave para los negocios.

· Creer que el estricto respeto a los horarios laborales eran sinónimo de éxito.

· Que muchas reuniones, con muchos participantes eran fundamentales para conseguir los objetivos.

· Que el poder y control son necesarios para el éxito.

· Que para ser feliz hay que tener y tener.

Los aprendizajes que nos dejará el COVID-19 están lejos de terminar. A pesar de que sin duda será una de las grandes catástrofes económicas y sanitarias de la década de la cual somos parte en la historia, de nosotros depende. De nuestro impulso y valentía depende el aprender para no repetir.

Está claro que faltaban “dolores” para darnos cuenta que NADA es incuestionable, y que siempre estaremos en un aprendizaje continuo.

SI SE PODÍA ¡OMG!

· Si se podía sacar clave única online.

· Si se podía hacer clases online en colegios y Universidades

· Si se podía flexibilizar el código del trabajo para tele-trabajo.

· Si se podía hacer el trámite del seguro de cesantía online.

· Si se podía postergar pagos de créditos a personas y PYMES.

· Si se podía votar a distancia en juntas de accionistas.

· Si se podía equilibrar trabajo y bienestar personal.

· Si se podía contribuir al cambio climático.

· Si se podía cambiar hábitos.

· Si se podía ser feliz con menos.

Y puedo continuar ....

¡¡GRACIAS CORONA QUE NOS TIENE HASTA LA CORONA!!

Esta crisis está rompiendo con los paradigmas de una sociedad reacia al cambio, muy buena para decir “no se puede” o “siempre se ha hecho así” y claramente con falta de empatía.

Esto me pone feliz!

18 vistas
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro