UN TEMA OLÍMPICO



No sé Uds. pero yo este año disfruté todo lo que pude los juegos olímpicos. Una

sensación de merecido esfuerzo con todo el viento en contra y estos atletas espectaculares dándolo todo. ¡NOTABLE! Y claro, además de disfrutar sus innegables

destrezas, observé muchas emociones al ver sus rostros de alegría otras de

frustración, desilusión, pena, soledad en un caso puntual y nacieron muchas

preguntas y juicios sobre el costo personal que hay detrás de estos esfuerzos de

entrenamientos de 9 a 22 hrs 7 días a la semana, por ejemplo, para las campeonas de

nado sincronizado. Por supuesto que me sentí culpable por pensar esto hasta que

apareció la primera confirmación de mi juicio, y fue la noticia sobre la decisión de

abandonar unas pruebas de Simon Biles por desear cuidar su salud mental. ¡Que

mujer más grandiosa! Cuando tuvo al MUNDO entero con sus ojos puestos en ella, fue

capaz de ESCUCHARSE y velar por su bienestar y tomar la decisión que tomó. De

verdad que pienso que todos los que vimos esto, sentimos orgullo, la entendimos, no

emitimos juicios, solo supimos acompañarla. Simón Biles supo poner LÍMITES entre el

éxito y el bienestar. Ufff que alivio, ¿de que porte sería su mochila? ¿cuánta

expectativa puesta sobre ella, no?


Mucho que aprender según yo para poder cultivar nuevos hábitos, entrenar esos

músculos dormidos para aprender a escucharnos, poner límites y no caer en el

EXITISMO y en las EXPECTATIVAS de otros en nuestras vidas.


¿PUEDEN LOS JUEGOS OLÍMPICOS CAMBIAR NUESTRA FORMA DE PENSAR SOBRE LA

SALUD MENTAL?


De la salud mental te he hablado antes, ahora puesto en este ejemplo, tal vez, te

hace sentido para ponerle atención y accionar desde ya. ¿Alguna relación de este ejemplo con el trabajo? Para mi sin duda tiene mucha relación, por eso me moviliza y anima el inspirarte a cultivar una Cultura Sana, Positiva y Feliz en tu organización. Tomar una decisión estratégica como esta, como la de Biles o la de la tenista Osaka meses antes, generan un efecto domino positivo en las culturas. Sin duda una decisión para valientes que ven en el bienestar y la felicidad personal como el motor del cambio.


LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE ESTE AÑO ESTÁN PLANTEANDO PREGUNTAS SOBRE LA

RELACIÓN ENTRE EL ÉXITO Y EL BIENESTAR. ¿QUÉ ES PRIMERO Y QUÉ ES DESPUÉS?

¿GANAR A TODA COSTA?


Durante décadas se habló solo de productividad, de presionar para exprimirla al

máximo. Nadie lo vió mal, es ahora cuando sutilmente, esta forma de hacer empresa

ha comenzado a cambiar. Aparece el deseo de preservar la salud y calidad de vida.

Ejemplos olímpicos: Osaka dejó el Abierto de Francia sin ningún arrepentimiento

duradero. Y luego, de manera más explosiva, vino Biles, la mejor gimnasta de todos

los tiempos, diciendo que valoraba su seguridad y salud mental más que cualquier

medalla.


SABÍAS QUE TENER SALUD, BIENESTAR Y FELICIDAD TAMBIÉN SE CONSIDERA ÉXITO.

Cuidar la salud mental de las personas, ser felices en el trabajo es lo que nos lleva al

éxito, no al revés.


SÉ QUE ÚLTIMAMENTE HABLAMOS MUCHO SOBRE LA CONCIENCIA MENTAL, PERO

VER QUE SUCEDA, FRENTE A NOSOTROS Y NO DETRÁS DE PUERTAS CERRADAS, ES

UNA ENORME RESPONSABILIDAD. Y PARA DAR UNA PISTA ME PREGUNTO ¿QUÉ VAS A HACER HOY PARA GENERARTE MÁS ÉXITO EN TU SALUD Y BIENESTAR?


Salud que puede ser mental, emocional y por supuesto física.


· Baila

· Examínate

· Ejercítate

· Come

· Disfruta

· Descansa


La invitación: A repensar respecto a qué definición le das al éxito en tu organización y

ver en que lugar pones el bienestar y felicidad de las personas dentro de tu estrategia

de negocio para lograr mejores resultados.


PORQUE LA SALUD MENTAL SE MERECE MEDALLA DE ORO



gif

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo