QUÉ PASARÍA SI DEJAMOS DE QUEJARNOS?


El WHAT IF es un juego que da vueltas en mi cabeza y sobre todo en los procesos de coaching que realizo. Lo juega frecuentemente mi hija también con una amiga, ya se imaginarán el mundo de posibilidades que se abren cuando entras en este carrusel. Simplemente no paras. Y en esta, mi primera pandemia literal, no así situaciones críticas de mi vida, me conecto con invitarlos a jugar e imaginarnos nuestro nuevo #modo18. Con las restricciones que tendremos respecto a pasarlo en patota, las inconsistencias comunicacionales para algunos, más la negación misma que aparentemente afloró en muchos, me provoca imaginar que todos jugáramos al WHAT IF con el fin de ser REALISTAS&POSITIVOS y tener unas felices fiestas patrias!

Dejar de quejarse es el primer propósito y luego aprender a disfrutar el momento con lo que hay, con los que se puede. Ya sabemos que debemos cuidarnos, estamos aún “en la guata de la ballena”, no se ve la luz clarita aún. Lo que si ya hemos comprobado, es que podemos hacer esto y más. Mira estos 6 meses y haz una lista de todas las cosas que has podido hacer en cuarentena o aislamiento ¡te sorprenderás!

A mi para celebraciones importantes, me gusta compartir con la cantidad de personas que me permite CONECTAR, conversar. Este 18 veré a mi familia directa después de mucho tiempo, me hace más sentido que nunca ser los justos y necesarios, porque esta vez quiero estar, saber y sentir para quién me invite a dar la primera patita de cueca, para quien le brinde mi primer SALUD y al que me acompañe a gritar bien fuerte un ¡VIVA CHILE MIERDA!

HAGO LO MEJOR QUE PUEDO… ES MI PRIMERA PANDEMIA

Probablemente se escucha mucha QUEJA tuya o del de al lado…

Las quejas son tan frecuentes en nuestra cultura de "mi vida es una locura", es prácticamente un símbolo de status. Cuando te quejas, o te jactas humildemente, de lo mucho que haces, se convierte en un indicador de lo importante que eres. Es tan aceptado en estos días que es casi automático. ¿Te has fijado? La mayoría de las veces las conversaciones parten por una queja, muy pocas por algo positivo. Es nuestra primera vez, siendo así, seguro hemos hecho lo mejor que hemos podido, un poco de autocompasión hace bien. ¡Bravo , bravo por ti y por mi!

CALIDAD NO CANTIDAD

Celebrar, apreciar, reconocer, agradecer la consigna es ¿Cómo crear un 18 memorable e inspirador? Y no me refiero sólo a las victorias importantes, a los grandes resultados. Cuando apreciamos y celebramos, nos estimulamos a poner foco en las ocasiones en las que algo salió bien, a poner en primer plano las experiencias satisfactorias, lo que aprendimos, lo que nos mantuvo en el rumbo, lo que sirvió, lo que nos hizo sentir bien. Seguro tendrás mucho de esto con los que puedas estar en estas fiestas, sean 2, 4 5 o 10. Recuerda es calidad no cantidad.

SHAWN ANCHOR, EN SU LIBRO “THE HAPPINESS ADVANTAGE”, ASEGURA QUE EL CEREBRO CONECTADO CON LO POSITIVO, CON LOS LOGROS, ES 31% MÁS PRODUCTIVO QUE SI ESTAMOS CONECTADOS CON LO NEGATIVO O LO NEUTRO.

QUE PASA CUANDO DEJAS DE QUEJARTE

Dejas de quejarte y empiezas a comunicarte de otra manera. Te aportará muchas ventajas:

  • Favorece un mejor estado de ánimo y salud.

  • Estamos activos, en disposición de resolver las dificultades habituales en nuestro trabajo y nuestra vida.

  • La familia, amigos o compañeros de trabajo, disfrutarán más con nuestra compañía.

  • Disminuimos la aparición de emociones negativas tales como celos, envidia, malestar, nerviosismo o tristeza.

  • Favorece que aceptemos y entendamos lo que tenemos que cambiar ya que en vez de quejarnos, podemos buscar soluciones.

  • Fomenta que nos responsabilicemos de las cosas que decimos o hacemos, en vez de culpabilizar a los demás.

LA INVITACIÓN: A VIVIR ESTAS FIESTAS CON LO QUE SE TIENE y AGRADECER


“Valoro que puedas celebrar conmigo”, “Te agradezco que me involucres en…”, “Celebro que estés…”, “Agradezco tu apoyo para…”, “Celebro que me hayas insistido en exponer X tema”, “Aprecio tu osadía para intentar algo nuevo, aunque no haya salido como esperábamos”, “Valoro tu compromiso para aprender”, “Celebro tu buen humor, que hace mis días más felices”, “Aplaudo tu capacidad para hacer posible lo que hace un año atrás parecía imposible”, “Valoro tu entusiasmo para contagiar el cambio”, “Te agradezco que hayas accedido a negociar el tiempo de entrega”, “Gracias por mostrarme lo que yo no podía ver” “Gracias por estar”.

1 vista
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro