Buscar
  • enelfondo

Ojos que no ven...

CORAZON QUE NO SIENTE...

Hoy me inspira hablar del lado oculto y sombrío de la pandemia, teletrabajo y formas de liderar. A ver si despertamos a esos “dormidos” o corazones que no sienten. He tenido la oportunidad de escuchar y revisar también, comportamientos individuales y de grupos de trabajo que me alegran y hacen el día por lo creativos, cercanos y considerados que están siendo con sus equipos de trabajo y sus clientes. Y tristemente otros ejemplos de lo que llamo “ceguera consciente” (por que no les conviene) que no están viendo el efecto contrario que están generando en sus equipos y en la compañía en general…ya que dudo que de esas prácticas salgan buenos resultados en todo sentido.



3 casos vistos y conversados estos días por parte de un Director, de un CEO y de un Colaborador de una institución. Tres niveles y sorpresa 3 percepciones muy opuestas. El Director habla de sus buenas prácticas en tiempos de pandemia con mirada en su plana ejecutiva y sus cuidados especiales. El CEO habla con orgullo (creo) de su ocupada agenda enviando foto de su agenda copada indicando lo ocupado que está. Y el colaborador habla del bullying o acoso en el trabajo hacia personas que tomaron la opción que la institución le ofreció para reducir horas o teletrabajo, del cual su jefatura también es parte. Me hace pensar si la flexibilidad ofrecida era REALMENTE una opción o solo palabras para cumplir y en el fondo esperar que no se tomen, pues quien las tome tendrá las miradas de todos.

Y ¿Qué es lo curioso? Que en los tres casos veo que esto no cambia y que los DORMIDOS son más de lo que quisiera.


Por lo que hablan, el director no tiene idea lo que pasa fuera de su edificio corporativo y más allá de su primera línea, el CEO no ve que su agenda es el reflejo de más de lo mismo en términos de impedir parar para poder crear e innovar. Y el colaborador que está frente del cliente en sucursal, agotado de tanta presión sin opción de teletrabajo, enfrentando a clientes enojados y a su jefatura ausente de empatía y coraje para pedir ayuda.

Todo me suena igual y me duele… ¿Qué nos está pasando? Quién no entendió que esto no se maneja igual…

Paradójico al menos ¿o no? Las empresas quieren obtener resultados diferentes y resulta que sus directivos y gerentes dan con el ejemplo, el peor ejemplo y hacen lo mismo.

Es que de verdad parece broma y luego pienso y digo no, esto es uno de los efectos de las crisis, están todos estresados y no ven lo importante (explicación tranquilizadora no más…) Porque no es posible que gerentes no estén considerando a cada individuo y su propia realidad más allá de los resultados, que un director no sepa la realidad de las sucursales de su institución

me da pudor.

¿Eres tú? o ¿Te pasó? Sorry si te toqué y si es así, la invitación es a DESPERTAR porque eso está mal. Yo pienso que esto es un EXAMEN para los DIRECTORES, CEO´S y Gerentes relacionado con humanidad, liderazgo, comunicación efectiva, trabajo en equipo y gestión de conflictos, serán evaluados por estos resultados y me da la impresión que no lo están considerando con esa profundidad (o no fueron al taller que les ofreció su empresa para capacitarlos).

Tengo fe en que existe un encuentro para que fruto de la complicidad se generen oportunidades. Las condiciones están creadas ¿Uds. no son esos de los que hablo yo cierto? L

BYE BYE EGO: MODELA LA VULNERABILIDAD Y EL PEDIR AYUDA

Algunos CEOs todavía ven la vulnerabilidad como una debilidad. Eso es muy malo. Una crisis expondrá rápidamente las debilidades y los puntos ciegos de un líder. Si él o ella finge tener todas las respuestas y es reacio a admitir errores o pedir ayuda, otros en la línea de liderazgo casi seguramente adoptarán esta misma perspectiva.

Por otro lado, los CEOs dispuestos a abrazar la vulnerabilidad y la transparencia crearán una cultura excepcionalmente fértil en la que no solo se tolera, también se alienta y se recompensa pensar profundamente sobre los puntos ciegos, las necesidades de desarrollo y mejora en los equipos.

EFECTO CORONA VIRUS: CAE EL ENTUSIASMO LABORAL Y AUMENTA EL AGOTAMIENTO DE TELETRABAJADORES.

40% indica que cumplen tareas de peor forma que antes. (Encuesta Engagement y Teletrabajo Covid-19, Circular HR Fundación Chile)

OJO CON EL BURNOUT: LAS TARDES SE MEZCLAN CON LAS TARDES

El cambio drástico hacia el trabajo a distancia tiene a algunos empleadores preocupados por la productividad. Pero lo que realmente debería preocupar es el agotamiento.

Es inevitable pensar que a estas alturas todos estamos emocionalmente desgastados, muchos con más carga de trabajo que antes, con menos y recursos ineficientes. El riesgo es sustancial. La línea es fina, no ponen límites para demostrar su lealtad, devoción y productividad, pueden sentir que tienen que trabajar todo el tiempo y por qué no ¿miedo al bullying?

¿LO HAN CONVERSADO?

¿Cómo pueden los colaboradores conciliar sus vidas laborales y no laborales, dada la situación extraordinaria en la que muchos de nosotros estamos hoy? ¿Cómo podemos "dejar nuestro trabajo en la puerta" si ya no salimos por la puerta? ¿Qué pueden hacer los empleadores, gerentes y compañeros de trabajo para ayudarse mutuamente?

TIPS 4 U… ¡SON UN MUST!

Un bajo nivel de engagement afecta la productividad, proactividad y creatividad en el trabajo. Es deber del CEO, Gerente y líderes todos, asegurar la continuidad operacional del negocio y enfrentar las dificultades del nuevo formato de trabajo.

o Planificar y coordinar reuniones muy frecuentes con tu equipo.

o Ser proactivo y mantener cohesión con tu equipo.

o Acordar nuevas prácticas de comunicación permanente.

o Elegir nuevos canales de comunicación.

o Cuida la energía de tu equipo, protege su desgaste excesivo.

o Mantén la cercanía individual, ¿les has preguntado cómo se sienten con todo esto?

o Asegura la autonomía.

o Entrega retroalimentación constante.

TODO SE MIDE Y CAE POR SU PROPIO PESO

Al final de la tormenta toda gestión saldrá a la luz y es la misión de la empresa la que no hay que olvidar (¿la sabes?). Las métricas son esenciales para administrar un negocio. Sin embargo, lo que puede no ser tan obvio es cómo las métricas se cruzan con la misión de su empresa e incluso con la felicidad de los empleados. Prioriza un solo número, con exclusión de todos los demás, y siempre dejará afuera a muchas personas y prioridades. Además, es probable que restrinja su crecimiento.

Por lo tanto, a prever para que no te pase.

…PORQUE CORAZON QUE NO SIENTE, SE ARREPIENTE!

25 vistas
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro