NO ERES TÚ, SOY YO...



Hay días en los que todo parece salir mal, te levantas con menos ganas, un cansancio brutal, una situación en el trabajo que te molesta… y es ahí cuando le damos rienda suelta a la queja. Últimamente escuchamos a muchos “quejones” por la vida y por ahí se me ocurre que es bastante probable que lo estés viviendo en tu organización.


Quise resumir algunos de los argumentos que me han dado pie para partir la reflexión:


“Nos quejamos del trabajo porque es trabajo”

“Si fuera divertido, no se trataría de trabajo”

“El trabajo es una de las cosas por las que puedes lloriquear en una cena

familiar”

“En cualquier caso, mejor que hablar de política o religión”


En resumen parece que quejarse está de moda en las empresas y sin duda es el gran DOLOR de cabeza para ti como líder que ya no sabes que más hacer para cambiar esta “conversación negativa” (porque estamos de acuerdo… es NEGATIVA) que por lo demás se transforma en hábito y es CONTAGIOSA. Y tú argumentas algo como: "Tenemos una gran cultura“ "les hemos dado de todo”… lo hemos escuchado ¿no? Pero ¿qué significa eso realmente para las personas en su bienestar y felicidad en el trabajo? ¿Desayunos online mensuales? ¿Mesas de ping-pong, comidas gratis y cerveza de barril? ¿Yoga, clases de crossfit y sillones de masaje? Piensan que necesitan eso, pero no. Ya lo he dicho antes. Lo anterior sirve pero no es lo que facilita la felicidad en el trabajo y mejores resultados para la empresa. ¿Hay formas de trabajarlo? Te doy un gran SI, SE PUEDE trabajar, y lo mejor es que sabemos CÓMO!


SEGÚN LOS INVESTIGADORES, NOS QUEJAMOS ENTRE UNAS 15 Y 30 VECES AL DÍA,

QUE SI SE REPARTEN EQUITATIVAMENTE ENTRE LAS 16 HORAS QUE SOLEMOS

ESTAR DESPIERTOS APROXIMADAMENTE, OBSERVAMOS QUE NOS QUEJAMOS CADA

32 MINUTOS.


¿NO ESTÁS SEGURO DE SI ERES UNA DE ESAS PERSONAS QUE SE ESTÁN

SIEMPRE QUEJANDO DEL TRABAJO?


HAZ TU PROPIO TEST:


 ¿Sueles pensar que tu trabajo o el de otros nunca es lo

suficientemente bueno?

 ¿Siempre esperas que sucederá lo peor?

 ¿Sueles preguntarte por qué algunas personas de la oficina parecen

tan alegres?


(Si respondes de manera afirmativa a alguna de las preguntas anteriores,

entonces no cabe ninguna duda de que debes continuar leyendo)


¡UNA BUENA NOTICIA! LOS HÁBITOS, EL BIENESTAR Y LA FELICIDAD EN EL TRABAJO

SON TODOS ENSEÑABLES Y APRENDIBLES


Y nosotros lo entrenamos. Cambiamos tu cultura de quejosos a una de contribuyentes. Esta movida sin duda aumentará la moral, la productividad y promoverás una comunicación eficaz. Los quejosos constantes consumen recursos, tiempo y ancho de banda mental en el lugar de trabajo.


YA NO HAY ESPACIOS PARA LOS QUEJONES. HOY ES TIEMPO DE DAR UN SALTO

PARA INNOVAR, SER ÁGIL, EQUIVOCARSE RÁPIDO, COLABORAR, SER INCLUSIVO Y

SUSTENTABLE, COMPARTIR EN POSITIVO Y SER UN LÍDER CON INTELIGENCIA

EMOCIONAL CAPAZ DE TRANSFORMAR. SE PUEDE RE APRENDER


DALE LA VUELTA A LA TORTILLA CON NUESTRO MODELO 3R


Una de las 3R que distingue nuestro trabajo es la de entrenar la RESPONSABILIDAD PERSONAL. Porque sabemos que si bien la organización tiene una gran responsabilidad respecto al bienestar y felicidad de sus colaboradores, no es el único responsable. Cada persona también es responsable de su propia actitud, hábitos y forma de ver las cosas, estos muchas veces se convierten en invisibles y difíciles de reconocer, ya que pueden ser patronas aprendidos hace años. Generalmente las personas no tienen las herramientas para gestionar estos patrones y aparecen de forma automática ante ciertos gatillantes, por lo que es importante aprender a reconocerlos y entrenar su gestión para un mejor vivir.


LA RESPONSABILIDAD ES COMPARTIDA


La empresa, con todos sus factores higiénicos cubiertos (con satisfacción), debe facilitar los espacios y herramientas para una cultura de trabajo sana, positiva y feliz. Y las personas ponen la actitud para darle continuidad a lo que se propone.

Si sientes que lo has dado todo, que lo estás haciendo bien y aún así no los

ves conformes… entonces hablemos de la responsabilidad personal de tus

colaboradores.


NO PONGAS EN RIESGO LA SALUD MENTAL DE TU ORGANIZACIÓN POR LAS

QUEJAS CONSTANTES EN EL TRABAJO.


LA INVITACIÓN: TRANSFORMA A QUIENES SE QUEJAN CONSTANTEMENTE, EN

CONTRIBUYENTES PRODUCTIVOS. Y ENTRENEMOS SU ACTITUD, HÁBITOS Y

PERSPECTIVAS, POR EL BIENESTAR INDIVIDUAL Y COLECTIVO DE TU

ORGANIZACIÓN.



gif

22 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo