LO QUE PIDEN LOS COLABORADORES



SOLO TE PIDO QUE NO ME DESMOTIVES... ¡LA OTRA PERSPECTIVA!


Lo he comentado mucho y ya creo que lo sabes. Un colaborador motivado es un

colaborador productivo y feliz. ¡Y punto! Ni más ni menos. Ni magia ni estudios

sesudos. He aquí uno de los pedidos más elocuentes del cual puedes hacerte cargo.

Veamos si te hace sentido. Seguimos recibiendo solicitudes para saber CÓMO

MOTIVAR A LAS PERSONAS y cuando escuchamos a las personas de la organización

piden que NO LOS DESMOTIVEN más. Esto evidentemente es una señal de que una vez

más, se está poniendo el foco en el lugar equivocado. ¿Estás escuchando bien?

Es aquí donde puedes hacerte cargo como CEO o como líder, además de empoderar a

tu área de HR con todo lo que implica, autonomía, apoyo externo y presupuesto. Y

esto ya lo te lo he comentado, esto es mucho más que yoga, baile, desayunos y otros

etc... que no están mal, solo que debes saberlo, no es suficiente para motivar y

retener al talento o las personas de tu organización.


¿Qué puedes hacer para motivar a tus colaboradores? ¿Qué puedes hacer para no

desmotivar a tus colaboradores? Deja de hacer lo mismo. ¿Hablemos?


DAR PARA RECIBIR


Según el último estudio que hemos revisado sobre Felicidad en el Trabajo de Awards

of Happiness, donde se encuestaron a 3.829 Directiv@s y colaborador@s entre 28 y

58 años, dice que el 59% de las personas están de acuerdo con el hecho de que las

empresas se ocupan de motivar en vez de dejar de DESMOTIVAR. La delegación de

tareas es necesaria para empoderar a los colaboradores y solo el 37% siente que en

sus organizaciones sucede. Para delegar, antes es necesario hacer participar, dar

seguridad psicológica y asignar responsabilidades y presupuestos. Solo el 15% cree

que eso ocurre en su empresa. Si no das, no recibes… es así!


EVITA A TODA COSTA DISCURSOS Y COMPORTAMIENTOS ORGANIZATIVOS QUE

GENEREN RUTINA Y APATÍA, FALTA DE CREATIVIDAD E INNOVACIÓN Y CARENCIA DE

INICIATIVA.


MÁS DE LO MISMO


Resulta tentador mantener a los mejores profesionales haciendo exactamente lo que

están haciendo durante el mayor tiempo posible, con sus necesidades básicas

cubiertas. Después de todo, sabes que para eso son buenos y piensas que no

renunciarán. Desafortunadamente, mantener a estos empleados estancados es una receta para perder a las personas que más les interesa retener. ¿Dónde están las

reales oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional? Si bien esto puede ser

un desafío, los mejores jefes, los que motivan genuinamente son aquellos que

iluminan y descubren cómo mantener a sus empleados en constante aprendizaje,

encontrándoles nuevas asignaciones, nuevos desafíos, y sobre todo se preocupan de

cómo están, como se sienten, de conocerlos y reconocerlos como personas

individuales, con intereses y necesidades diferentes a cada uno de los de su equipo,

área, gerencia…


Porque la falta de empatía DESMOTIVA, la falta de interés DESMOTIVA, la ausencia de relaciones genuinas y colaborativas DESMOTIVA, la incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace… MEGA REQUETE CONTRA DESMOTIVA. Y también perdemos motivación cuando grandes ideas se ponen en práctica un par de veces, haciéndonos ilusiones de que las cosas cambiarán y ahí quedaron, Entonces es aquí donde se debe poner el ojo (y la bala), antes de enfocarse en motivar con lo mismo de siempre, ocúpate de no desmotivar con acciones y hábitos del día a día. Hay conductas que ya son invisibles para muchos en la empresa, hay culturas de trabajo que ya tienen su personalidad impregnada y lo hemos dicho ¡SIEMPRE SE PUEDE HACER ALGO! Los hábitos se pueden transformar, pueden cambiar… solo hace falta tener la intención y comenzar a trabajar el musculito.


LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO PARA SER FELICES EN EL TRABAJO


Nos enseñan matemáticas, pero nadie enseña cómo contar nuestras bendiciones.

Nos enseñan idiomas, pero nadie enseña cómo comunicarse de manera positiva.

Nos enseñan geografía, pero nadie enseña cómo navegar por nuestras emociones.

Nos enseñan educación física, pero nadie enseña el poder de la mente.

La felicidad nunca se ha enseñado ni en el colegio ni en la universidad. Es un hecho.

Tampoco ha sido el manejo de las emociones, consciencia, empatía o amor propio.

Como resultado, tenemos organizaciones con personas talentosas que no tienen las

herramientas o los mecanismos adecuados para encontrar la felicidad.


¡Y NO, EL SALARIO POR SI SOLO NO MOTIVA A LAS PERSONAS. Y SOLO SATISFACER LAS NECESIDADES BÁSICAS TAMPOCO!


LA INVITACIÓN: Primero te invito a hacer un revisor y que pienses ¿Tengo conductas

que puedan desmotivar a otros? ¿Será que alguno de mis hábitos u acciones

desmotiva a las personas con las que trabajo? Equipemos y enseñemos a las personas

de tu equipo a encontrar la felicidad en su lugar de trabajo, incluso en tiempos

difíciles. Aunque te parezca complicado, puedes apoyarte en especialistas para formar

a tu equipo de management para una Cultura Sana , Positiva y Feliz.



gif

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo