ESTAR DE VERDAD


El otro día me mostraron un video que me pareció muy emotivo y tan actual. Es una profesora en cuarentena, estresada y con notable pena por tema personal y con clases online. Las alumnas que mantienen sus cámaras apagadas normalmente para no ser vistas, ¿ocultando algo que no quieren mostrar tal vez?. Ella comenta su pena, de pronto las chicas en un acto de empatía genuina, prenden sus cámaras y le muestran sus caras ofreciendo de esta forma con un gesto amoroso, compañía y su ESCUCHA ACTIVA para atender el relato de su profesora. Ella estalla en llanto y agradece la empatía y sutileza de sus alumnas… “Tal vez así se sienta mejor profe” le dijo una chica.

Mi emoción pasó por la reflexión del cómo es sentirse muchas veces INVISIBLE estando 100% involucrada con tu trabajo como el caso de la profesora que no la lleva fácil con sus clases online, ya sabemos. Cuando una cámara encendida o apagada hace una tremenda diferencia. Cuando nos es invisible el simple hecho de necesitar atención, RECONOCIMIENTO y no saber reconocerla como para pedir esa atención porque parece obvio ¿no?.

¿Te ha pasado ser invisible en tu trabajo? ¿Cuántas veces mantienes esas “cámaras” apagadas en ámbitos personales o en el trabajo? ¿Cuánto te has perdido por no ESTAR o no saber estar? A mi me pasó más de una vez ( si quieres te cuento más adelante…) no está bien, y reconozco que a veces me gustó ser invisible, sin embargo, yo voto por las cámaras encendidas hoy y siempre.

OJO, PESTAÑA Y CEJA CON LOS COLABORADORES INVISIBLES

Están los trabajadores que buscan el reconocimiento de los demás, se ajustan a lo preestablecido y siguen patrones de la sociedad sin actuar con libertad, también hay trabajadores invisibles, personas que prefieren quedarse en la sombra y que realizan sus tareas de una manera mucho más libre e innovadora. Son como líderes ocultos que tienen un gran nivel de involucramiento con la empresa y se nota su ausencia cuando no están, suelen estar dotados de gran talento. Es muy importante reconocer a aquellos trabajadores que presenten estas características y tratar de retenerlos, pueden sentirse ignorados o subestimados y abandonan la empresa, lo que supondría una gran pérdida de valor, generar mal ambiente y contagiar actitudes negativas.

¿POR QUÉ VISIVILIZAR LO INVISIBLE?

Porque uno de los dos componentes de la Felicidad en el Trabajo son las RELACIONES y para esto es necesario ESTAR con esa cámara en “ON” y reconocer a estas personas con los 5 sentidos. El ser visto, reconocido, aceptado y considerado en las etapas de tu trabajo, por tus pares , jefaturas y stakeholders, permite generar sentido de INVOLUCRAMIENTO, pertenencia, orgullo y florecimiento o desarrollo del máximo potencial creativo de cada persona, todo lo que necesita y desea hoy un CEO. Te hace humano ¿Qué tal?

3 TIPOS DE INVISIBILIDAD

o La psicológica: modo de ser o personalidad.

o Por humildad: la que tiene una razón ética, personas que no quieren ocupar el primer lugar y prefieren dar juego a otros.

o La táctica: el profesional decide ser invisible porque en un momento de su carrera le conviene tener un perfil bajo para luego dar el salto. ¿Reconoces alguna en ti o en tu equipo?

EL ESTAR, VISIBILIZAR A LOS INVISIBLES, LA PARTICIPACIÓN, LA COLABORACIÓN, EL BIENESTAR Y FELICIDAD DE LAS PERSONAS EN EL TRABAJO, ES LA TAREA DE HOY. TE CONECTA, TE HACE HUMANO , ES OTRA FORMA DE OBTENER RESULTADOS.

ESTÁS O ESTÁS, PORQUE SON TIEMPOS DE ESTAR.

La invitación: A prender la cámara (literal) y ESTAR DE VERDAD, por favor, como un acto genuino de reconocimiento, respeto y valor por el otro, como lo hicieron las chicas con su profesora.

24 vistas
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro