EL MEJOR REMEDIO ES LA SOLIDARIDAD

POR CLAUDIA RODRÍGUEZ, FUNDADORA Y DIRECTORA DE FELICIDAD DE EN EL FONDO


LO MÁS IMPORTANTE ES QUE LA CIVILIDAD Y EL RESPETO DEBEN SER LA NORMA.


La pandemia del COVID-19 es una prueba para nuestros sistemas, valores y humanidad.

Casi parece una paradoja el que un virus que salió de un mercado del otro lado del mundo, nos tenga en un estado de incertidumbre y alarma total a nivel global. Quién hubiera pensado que señales potentes de necesidad de humanidad, solidaridad, grandeza en todo ámbito de nuestras vidas, nos iban a ser enseñadas de forma experiencial, casi un mensaje divino, si no lo creíste porque lo viste de un artículo, de un video de Bill Gates de hace 15 años, si no lo entendiste por tu propia reflexión…ahí lo tienes ¡vívelo! Y saca tu conclusión pasando por el dolor que parece que es la única forma de que algunos aprendamos a transformarnos y a valorar lo que realmente importa en esta vida.


¿Qué más necesitaremos aprender para entender que lo importante está a la vuelta de la esquina?


¿Qué nos falta saber para entender que el resultado de nuestro bienestar y felicidad está en nuestras manos?


¿Qué relación tiene esta experiencia universal con la humanidad, relaciones con los otros y los resultados de esta ecuación?


Afortunadamente ya hay muchos estudios que avalan el hecho de que el nuevo paradigma en el cual se deben centrar las instituciones, organizaciones y las personas en general, está relacionado con poner al centro de la ecuación a las personas y las calidad de las relaciones, en re aprender bajo una cultura de civilidad, respeto y confianzas.


Hoy es tiempo de conectarnos, aunque tengamos que estar en aislamiento social, ya es un primer paso para darnos cuenta que la solución está en nosotros, en respetar las normas, pensar en el otro. Ya no es solo cuidarnos nosotros, es cuidarnos todos por todos y por todo. Que los valores clave son y siempre han sido la colaboración, la solidaridad, la empatía y el respeto.


Estamos por primera vez en mucho tiempo todos en igual, no importa la raza, nivel socioeconómico, jerarquía, dónde vivas o cómo hablas. Se caen las estructuras del individualismo y nos damos cuenta de cuanto dependemos del otro y de que el otro esté bien.


21 vistas
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro