COMO EVITAR QUE LA IRRITABILIDAD DE OTROS ME IRRITE

Actualizado: 9 de jul de 2019


POR ALEXANDER KJERULF, PARTNER INTERNACIONAL EN EL FONDO



Cualquiera puede enojarse, eso es fácil, pero estar enojado con la persona adecuada, en el grado justo de enojo, en el momento justo, por el motivo correcto y con razón; eso es difícil y no está al alcance de todos. - Aristóteles


Para ser claros: la gran mayoría de las personas que se encuentran en el trabajo son amables, cuidadosas y consideradas. Hacen todo lo posible por ser educados, ayudan si pueden y realmente se preocupan por el bienestar de las personas que los rodean. Sí, hay algunos desconsiderados y molestos, pero son una minoría. Puede parecer que están en todas partes, pero eso es solo porque tendemos a permitir que las personas molestas ocupen más espacio mental, haciéndolos más visibles de lo que justifican sus números. 


Entonces, ¿cómo lidiar con las personas molestas en el trabajo?  Fuera del trabajo, puedes alejarte. Si el conductor de tu taxi es mal educado, puedes bajarte y tomar otro taxi, lo más probable es que nunca lo vuelvas a ver. Si la persona que está sentada a tu lado en un bar es desagradable, puedes levantarte e irte. En el trabajo, sin embargo, no es tan fácil. En la mayoría de los casos, es más probable que desees quedarte y resolver el problema. La mejor estrategia es enojarse menos. Si puedes solucionarlo de modo que no desencadene rabia en ti, disfrutarás de una mayor tranquilidad y serás más libre para actuar de manera decisiva y constructiva cuando te traten mal en el trabajo. También te afectarán menos las pequeñas molestias. Con eso en mente, aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarte a sentir menos molesto en el trabajo.


Prueba algunos de estos pensamientos, la próxima vez que alguien o algo realmente te provoque.


1: mantener la calma significa no hacer algo de lo que te arrepentirás más tarde

A veces, cuando te enojas realmente, puedes terminar haciendo algo precipitado. Si puede mantener la calma, es más probable que elijas acciones constructivas. 


2: Enojarse muy seguido significa estar siempre enojado

Si dejas que otros afecten constantemente tu humor, tu enojo puede durar mucho tiempo. 


3: Cuando mantienes la calma, realmente molestas a quienes quieren molestar a los demás.

Si esa persona está realmente dispuesta a molestarte, la mejor manera de molestarla es mantenerte tranquilo. Les niegan la satisfacción de hacerte enojar. Es lo que más les molesta. 


4: Sólo te haces daño.

Enojarse realmente no hace daño a nadie más que a ti. 


5: Enojarse hace que sea más fácil enojarse la próxima vez

Inicia un ciclo de enojo, lo que significa que se necesita cada vez menos para provocarlo. 


6: Soñar con la venganza es malo para ti

Una persona que estudia la venganza mantiene sus propias heridas abiertas, de lo contrario estas sanarían y saldrían bien. - Francis Bacon 


7: Enojarse hace que la memoria sea más fuerte

Cualquier cosa que experimentes con una emoción fuerte, quedará grabada permanentemente en tu mente. Esta es la razón por la cual algunas personas pueden recordar cada pequeño detalle de ese incidente hace 8 años, cuando alguien te provocó en la carretera. El problema es que la memoria se vuelve tan fuerte que permanece en ti y te molesta por años. 


8: En lugar de enojarte con las personas molestas, siente lástima por ellos.

Las personas molestas son a menudo pesadas porque ellos se sienten mal con ellos mismos. Odiarlos es realmente una pérdida de tiempo. 


9: A veces tienes la culpa y explotar solo empeora las cosas

A veces resulta que todo es en realidad culpa tuya. Si previamente hiciste enojar a alguien, enojarte de vuelta no tiene sentido. 


10: No se trata de ti

La mayoría de las personas desagradables que conocerás no están tratando de atacarte personalmente, así es como tratan a todos. 


11: Puede que no sea intencional en absoluto

Tal vez no tienen la menor idea de que te están molestando.


En resumen;


Quiero dejar una cosa muy clara: no estoy diciendo que debas aguantar un comportamiento que te moleste. No se trata de ser sumiso y nunca quejarse de los errores que otros cometen. Se trata de no enojarse por las personas desagradables, porque enojarse rara vez es bueno para uno. De vez en cuando, enfadarse puede ser solo la llave, puede ser exactamente lo que se necesita para desbloquear una situación difícil. Pero como dijo Aristóteles, no se trata de enojarse, se trata de enojarse de la manera correcta. Y en la mayoría de las situaciones, mantener la calma es mejor para ti y produce mejores resultados.

115 vistas
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro