CADA DÍA MÁS HUMANOS (y menos perfectos)


A CARA LAVADA

Cuando comencé a trabajar nadie tuvo que decirme cómo comportarme, cómo vestirme, qué decir ni cuándo. Este chip estaba incluido en mi como normas de comportamiento, parte de mi cultura familiar como base y claro, mucho más. Nada que no pudiera cuestionar, si entender que algunas me complicaban y que otras sin duda estaban de más. Seguro no me sentía con la libertad de modificarlas, por un costo asociado que no quería asumir. Recuerdo uno de mis embarazos, serían unos 7 meses con bastante bultito y ahí yo, escondiendo bajo un gran abrigo mi pancita para que no pensara mi cliente que estando así de embarazada, no serviría para el trabajo que me había solicitado. ¿Qué juicio no? Eso estaba en mí.

Todos tenemos estos chips que nos hacen disfrazarnos de cierto personaje y hoy los vemos derribados con la - para mí- bendita pandemia. Sigo viendo mucho que agradecer y seguro yo quiero más de esto, quiero ser parte y ver hasta donde llegan estos cambios que quiero atesorar. Me siento libre y con mi cara lavada, hoy somos todos libres de mostrarla y de nosotros depende cómo pintarla. J

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

La pandemia incorporó en escasos 4 meses confusión, inseguridad y pérdida de nuestros marcos de referencia a escala global. Lo que parecía distante y lejano, es parte de nuestras vidas y diario vivir. Desde China a nuestro hogar. Todo se transformó.

Doy gracias por permitirnos ver lo que somos, identificar nuestras condiciones materiales, del valor de nuestros vínculos afectivos, de nuestras familias, de la importancia de la salud física y emocional, de los privilegios que algunos más y algunos menos tenemos, de nuestros trabajos y estudios, de lo que nos hace felices y por lo cual sentimos dolor.

¿QUE ESTÁ BIEN Y QUE ESTÁ MAL?

¿Y si el coronavirus no es otra cosa que un factor correctivo de la propia naturaleza? ¿Y si resulta ser una reacción natural por una acción innatural? Si es así, que buena noticia en el sentido de lo expuesto, respecto a normas establecidas y juicios morales que sin duda abren la posibilidad de ser modificados ¿por qué no?. Esta interrogante nos permite entonces reflexionar sobre como se han acelerado y cambiado todas aquellas cosas para las cuales no teníamos voluntad. Porque para cambiar, es necesario tener voluntad ya que exige un buen ejercicio personal y claro para cambiar, es necesario un incentivo llamado propósito. Cambios que sin duda nos pueden generar bienestar y nos dan la opción de mejorar nuestra calidad de vida.

SE NOS HA OBLIGADO A SER

Por ejemplo, sin darnos cuenta se nos ha permitido solo ser, hemos entrado a los hogares de muchos por trabajar en casa develando nuestras intimidades sin disfraz, hemos conversado con otros sobre: con quién pasamos los períodos de confinamiento, cómo ocupamos nuestro tiempo, cómo enfrentamos las labores domésticas, cómo intentamos cuidarnos y cuidar. Hemos podido ver el trabajo necesario y silencioso de muchos, las desigualdades, lo vulnerables que somos, la solidaridad de muchos, las capacidades y limitaciones personales.

¿BYE BYE PERSONAJE?

¿Cuál era tu personaje? ¿Superman, Sr. Burns, Superwoman, Marge? Hoy se han derribado muchos personajes porque es necesario ser auténtico, empático, cercano y a veces firme.

El hecho de entrar en la intimidad de sus equipos de trabajo ha creado un espacio maravilloso para muchos líderes y equipos que da pie para compartir otros ámbitos de la vida y realidad de sus colaboradores. Ese plano humano del cual tanto se ha hablado cuando repetimos que es necesario humanizar las organizaciones. Es aquí cuando pienso que la experiencia muchas veces supera al conocimiento. Solo esta experiencia ha logrado poner en práctica el hecho de considerar más al otro, escucharlo y ponerse en su lugar. A demostrar que nos importa. Como debió ser siempre dentro de la organización. De conectarnos desde el lado humano.

¿QUÉ HAS DESCUBIERTO DE TUS PARES?

o El lugar de la casa que escogieron para tele trabajar tu jefe o tus colegas

o Los cuadros que adornan sus espacios

o Has conocido a sus hijos

o Conociste a sus mascotas

o Te fijaste en el bar de tu jefe como fondo de pantalla

o Has visto como han crecido sus hijos

o O has podido saludar a su esposa o esposo

o Los has visto en tenida informal, buzo

o Has descubierto su barba, su pelo más largo que le queda bien!

o Que no pone pantalla en el zoom por estar medio dormido solo escuchando

¿Se te ocurren otras más?

A CARA LAVADA, NOS HEMOS VISTO LA CARA Y ESTO GENERA ACERCAMIENTO, INCREMENTA LA CONFIANZA Y POSIBILITA UN AMBIENTE DE TRABAJO SALUDABLE, DE BIENESTAR Y FELICIDAD.

¿POR QUÉ? PORQUE ES CORRECTO, ES ÉTICA EMPRESARIAL.

PORQUE ES UNA DECISIÓN INTELIGENTE, ES INTERÉS EMPRESARIAL.

La invitación: Saber que se puede, Querer que se pueda, Quitarnos los miedos, Dejarlos afuera, Pintarse la cara

0 vistas
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro